• Schwingung des Lichts
  • Sobre la exposición
  • Schwingung des Lichts

    El viernes 18 de junio de 2021, de 16 a 21 horas, inauguraremos la nueva exposición SCHWINGUNG DES LICHTS en la Galería Heitsch con nuevas obras de Christiane Grimm y Roland Helmer.

    La "vibración de la luz" es decisiva para el diseño del espacio mediante el color. Christiane Grimm y Roland Helmer llevan varias décadas trabajando con este concepto. Lo que une a ambos artistas es la aplicación de esta idea en obras y objetos que oscilan entre lo bidimensional y lo tridimensional. La artista de Heidelberg Christiane Grimm crea sobre todo objetos cuadrados con prismas de vidrio. Como arquitecta de formación, construye un espacio artificial en el que la luz es captada, atravesada y transformada en un juego dinámico de colores y sus reflejos. El color también ha sido el centro de la obra artística de Roland Helmer, el viejo maestro muniqués de la pintura concreta, desde los años 60. Su obra tardía indica una preferencia por las superficies en relieve, ya que éstas intensifican la dinámica a partir del efecto del color y la perspectiva del espectador. La incidencia de la luz sobre la obra determina la vibración de las superficies y las convierte en una imagen en movimiento. La luz y la sutil vibración del color en el espacio crean una multiperspectividad para el espectador en la zona fronteriza de la percepción visual.

    • Artistas de la exposición  
    • Christiane Grimm

      Christiane Grimm construye sus artefactos como pequeños espacios dispuestos con diferentes materiales y cristales, los cuales ordena de tal forma que, por medio de su colación, crean un propio mundo de formas y colores. Christiane Grimm trabaja con la propia ilusión óptica, creada por el amontonamiento de distintos componentes, creando un efecto de tridimensionalidad y arquitectura.

      Roland Helmer

      Desde los años sesenta desarrolla Roland Helmer sus obras constructivas y concretas. Sus primeras obras geométricas abstractas representan claras formas, áreas extensas y se limita al uso de un máximo de siete u ocho colores vivos. Conforme va pasando el tiempo el artista sus formas se reducen a diseños a lineas de distintos grosores, ya sea dispuestas de forma horizontal o vertical. La paleta de colores, sin embago, se expande por medio de la superposición del color blanco o negro. Como pintor constructivista, es uno de esos artistas que es capaz de construir una visión personal dentro de un mundo completamente geométrico.

Obras de la exposición

Con obras de Christiane Grimm, Roland Helmer