• Sobre la exposición
  • New Masters

    • Artistas de la exposición 
    • Craig Alan

      Craig Alan nació en el año 1971 en San Bernardino, California. A edad muy temprana se trasladó a Nueva Orleans y terminó accediendo a la Universidad de Alabama. Siendo estudiante consiguió ya multitud de seguidores, galardones y premios, hecho le animaría a continuar su trabajo como artista y empezar su carrera profesional e investigar su propio estilo dentro de la técnica mixta. El punto de partida de sus pinturas sobre tabla o lienzo son la elaboración de masas multitudinarias realizadas con extrema precisión. Por medio de un efecto óptico y la propia perspectiva del público, los cuadros terminan dando lugar a retratos de personajes archiconocidos, muchos de ellos artistas o actores con un éxito reconocido.

      Andrea Bender

      Los cuadros de gran formato de Andrea Bender, que estudio en Düsseldorf teniendo como profesores a Jörg Immendorff y Dieter Krieg, nos llevan con mucho sarcasmo e ironía a los abismos de nuestra sociedad. Glamurosas escenografías barrocas repletas de extrañas criaturas androginas y distorsionadas que dan la impresión de que la belleza idílica del entorno en una especie de mentira construida está.

      Henning von Gierke

      Desde años conquista al público internacional el artista de Múnich Henning von Gierke con su estilo pictórico realista. El cuestiona en sus trabajos nuestra existencia, especialmente dentro de los contextos na- turaleza, religión y filosofía. Los temas clásicos mitológicos o de la cris- tiandad y la religión también representan una parte importante de su obra, como los retratos, bodegones y sus interiores. No sólo es solicita- do como pintor, sino también por ser director de cine y escenógrafo. Por sus escenificaciones fue galardonado con los premios alemanes „Gold“ y el „Silberner Bär“

      Matej Košir

      Matej Kosir es un maestro del engaño. Su laboratorio es el archivo de imágenes de la historia del arte.
      Como trabajador fronterizo de los géneros del arte copia las pinturas bodegones de maestros antiguos como esculturas para transeferir ellos en el medio moderno de fotografía. Ahora, ¿qué es el original y cuál la reproducción? El artista esloveno investiga nuestra relación con las obras maestras de arte históricas en la era de los medios de reproducibilidad y los medios de comunicación.

      Luciano Longo

      Luciano Longo está especializado en la naturaleza muerta y en los bodegones. En sus obras de artes se puede respirar la tranquilidad y lentidud del entorno, que no sólo se puede notar en su técnica con la pintura al óleo, sino también sobre todo en su pasión por atrapar el más mínimo detalle. Esa calma de sus cuadros es automáticamente percibida por el público, el cual de forma minuciosa y detallosamente tiene que examinar. Así se abre al espectador una reflexión sobre el tiempo, así como la importancia del significado de la vida, simbolizada exquisitamente en sus vanitas. La naturaleza se trasnforma de esa forma en una perfecta metáfora de la vida y el imparable paso del tiempo.

      Bas Meeuws

      Bas Meeuws es un joven fotógrafo que está renovando completamente el género holandés de la naturaleza muerta, especialmente las composiciones florales. El artista compone sus obras tal y como lo hacían los maestros clásicos y del neoclasicismo, flor por flor de forma minuciosa. El resultado es una fotografía compuesta por multitud de capas que transciende las fronteras del tiempo. Dentro del area de la fotografía digital, él es absolutamente autodidáctico y un experto en obra documental, retrato y naturaleza. Sin embargo, es en especial en sus motivos florales en donde su fuerza expresiva sale a la luz: belleza, naturaleza, virtuosismo técnico, significado y arte. Su obra está profundamente conectada a la historia y tradición del arte, basándose en las naturalezas muertas del siglo XVII. Con esa pureza digital pulida del artista, las fotografías nos devuelven a la Edad de Oro de la pintura flamenca.

      Medardus

      Camille Hagner, también conocido como Medardus, desarrolla sus series pictóricas buscando en el pasado. En sus pinturas al óleos el artista combina motivos clásicos de la pintura renacentista y barroca, fotografías antiguas y su propia imaginación, así cómo motivos sacados del mundo de la ciencia ficción, como aeronaves o robots. Medardus crea ambivalentes y extraños espacios visuales, en los cuales humanos, animales y máquinas emergen en visiones absolutamente atemporales. El artista vive y trabaja en Suiza.

      Nashun Nashunbatu

      De los cuadros puedo sentir la cercanía ciclópea de un paisaje sin fin, espacios de una soledad dramática y el tema de la confianza. En ese sentido, Mongolia es un país de una extraordinaria peculiaridad por su vasto tamaño y su rocosidad. En estas imagenes se relaciona la procedencia de cada uno con el sentido de hogar, de una forma directa, desaparenciendo de alguna manera juntos. Como la mirada fascinada de un niño vislumbrando un momento de calma en el mundo real, vibrante de nuevas visiones.

      Texto de Günter Uecker, Homenaje a Nashun Nashunbatu

      Salustiano

      El trabajo de Salustiano se centra ante todo en el retrato. Con un acabado extremadamente minucioso y estético, juega el artista con la propia mirada del espectador, la cual enfrenta con la penetrante casi desafiante mirada de sus retratados. Sus obras tienen de media unas 60 capas de pintura acrílica, que usa de fondo. De esta base va extrayendo con pintura al óleo los rasgos faciales de sus retratados, los cuales poseen muchas veces rasgos andróginos. El fondo monocromo, normalmente rojo, negro, blanco o rosa, hace que destaquen sus figuras dotándola de un aura genuina, aislándolas del mundo exterior. Salustiano, a su vez, juega con la mirada de sus retratados que miran muchas veces directamente al espectador, entrando en un dialogo directo con el público.

      Slava Seidel

      Las composiciones mágicas de la pintora rusa visualizan un mundo entre la realidad y la ilusión. Sus dibujos en tinta sepia muestran escenas surrealistas en frente de una arquitectura impactante. Incluso en la deformación en curvatura la artista supera la presentación de las formas arquitectónicas más complejas – a pesar de la tecnología de tinta desafiante que no permite correcciones posteriores.

      Agnes Toth

      Las pinturas de Agnes Toth son un aglomerado de capas, con una impresión de ligereza enorme de capas y detalles; todas emergiendo de la propia inspiración y conocimiento de la estética descontrolada de la artista. La peculiaridad de las pitnras de Toth son su impresionante calidad técnica asi como su original metodo de composición, donde revela fragmentos de enorme detalle que surgen de la superficie lisa del lienzo. Ella usa vacio e incompletud como parte integral de su estilo artístico. Su atención al detalle y las representadas formas orgánicas nos dirigen al interés de la artista por la lentitud. Sus pinturas generan una atmosfera atemporal y tranquialidad, su objetivo es relantizar al espectador, y dirigir su atención directamente al silencio interior, sin que haya ningún tipo de relación a cualquier objeto que estorbe.

      Danielle van Zadelhoff

      Danielle van Zadelhoff sabe como capturar aquellos sentimientos tan difíciles de expresar que nos acompañan el resto de nuestras vidas, en una sola instantánea. Sus fotografías no pueden dejar a nadie indiferente. En sus imágenes uno puede vislumbrar vida, soledad, vulnerabilidad, inocencia y la pureza de las emociones. Especialmente hoy, cuando todo es cambiante y ruidoso, una imagen así te puede llevar de vuelta a lo que verdaderamente merece la pena de la vida y puede alcanzarnos profundamente. A veces nos olvidamos de nuestras raíces, pero todos tenemos un pedazo de historia con nosotros, que crece en nuestro patrimonio cultural común. Los invariables grandes temas de la vida convierten a los maestros clásicos y aquellos que reflejan su legado en su arte, en símbolos cautivadores, repletos de significado.