• CONTEXT Miami
  • Sobre la exposición
  • CONTEXT Miami

    • Artistas de la exposición 
    • Marcus Jansen

      Marcus Jansen es considerado uno de los pioneros del expresionismo „urbano“. Él empezó haciendo arte a principios de los años 80 en Alemania durante el movimiento del grafiti proveniente de Nueva York, después de ser introducido por el artista urbano WEST ONE. Jansen fue creció en la familia hablando dos idiomas. Su padre es de origen alemán y su madre de origen indiano. A finales de los años 90 él consiguió usar todo aquel bagaje histórico y político social que le acompañó, el mundo del grafiti con el expresionismo contemporáneo y el neoexpresionismo pictóricos, al estilo cercano de Robert Rauschenberg y Jean-Michel Basquiat.

      Medardus

      Camille Hagner, también conocido como Medardus, desarrolla sus series pictóricas buscando en el pasado. En sus pinturas al óleos el artista combina motivos clásicos de la pintura renacentista y barroca, fotografías antiguas y su propia imaginación, así cómo motivos sacados del mundo de la ciencia ficción, como aeronaves o robots. Medardus crea ambivalentes y extraños espacios visuales, en los cuales humanos, animales y máquinas emergen en visiones absolutamente atemporales. El artista vive y trabaja en Suiza.

      Moto Waganari

      Moto Waganari crea figuras transparentes formadas por delicadas lineas. Iluminando sus figuras el artista multiplica el efecto tridimensional de la obras, revelando el alter ego inmaterial de cada efigie. Sus personajes parecen visualizar un mundo surrealista paralelo, lleno de sorpresas y enigmas. Las esculturas de Moto Waganari seducen al espectador con su intensiva apariencia y su sofisticada ligereza.

      Marck

      Las video esculturas del artista suizo MARCK son mucho más que una simple combinación entre escultura y video: son instalaciones que nacen de la consecuente lógica dentro de su intensivo análisis de películas, videos, proyectos mediales, performances, música y escultura, como objetos cinéticos. Dentro de su obra, su tema principal es el ser humano y la representación de los distintos sentimientos representados de forma audiovisual.

      Yoshiyuki Miura

      Las obras del artista japonés Yoshiyuki Miura se pueden considerar como un intento de de regulación sistemática de la omnipresencia del caos. Con sus esculturas e instalaciones el artista refleja la continua relación entre espacio y tiempo. Él contrapone elementos opuestos en tensión guiándolos a un estado perfecto de equilibrio. De esa forma, Miura crea objetos que juegan con nuestra percepción de lo tridimensional y maravilla al público con la relativa simpleza e inconfundible belleza y precisión de sus obras.

      Dirk Salz

      Los trabajos pictóricos de Dirk Salz son sobre todo reconocibles por el acabado en brillo que reciben sus obras. Estos son el resultado del uso de resina epoxi cubierto por pigmentos y el uso de barniz de poliuterano. Las imágenes de Dirk Salz siempre buscan captar las experiencia temporal de la propia visión. Demandan de esa forma un espectador activo, que se tome su tiempo para poder vislumbrar las obras desde todas las perspectivas posibles. El reflejo de uno mismo en sus trabajos representa una parte importante de su obra pictórica, ya que permite al espectador una actitud activa en la visualización de sus obras.

      Angela Glajcar

      Las esculturas de papel de Angela Glajcar normalmente cuelgan del techo y flotan en el aire. Parecen delicadas y ligeras, pero sin embargo tienen una presencia extremadamente pesada. Terforation tiene el título de sus obras cúbicas. Las obras compuestas por distintas capas verticales de papel blanco colgantes, con cortes y roturas, producen una sensación escenográfica de profundidad, como si se tratasen de cuevas. Sus obras nos recuerdan a formaciones rocosas o glaciares, que en conjunto con la luz es capaz de desarrollar distintas estructuras arquitectónicas. Así, el espectador es transportado a fascinantes espacios cargados de harmonía y silencio.

      Antonio Marra

      Los cuadros abstractos de Antonio Marra conquistan por su fascinante ilusión óptica, que sorprende por el cambio de color y forma que suscitan sus obras. Cada obra con su multitud de perspectivas contiene a su vez más de un motivo abstracto, que se revela en el momento que el espectador se mueve paralelamente delante del cuadro, ofreciendo distintas e infinitas visiones del mismo lienzo. Así el espectador es atraído en un caleidoscopio vivo repleto de colores. El arte de Antonio Marra está repleto de sorpresas visuales y efectos espectaculares. El artista ha llegado a crear su propio estilo artístico redefiniendo las técnicas de los artistas del Op-art y el orfismo.